Show simple item record

dc.contributor.authorMinisterio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio
dc.date.accessioned2019-06-06T19:32:44Z
dc.date.available2019-06-06T19:32:44Z
dc.date.issued2017-06-05
dc.identifier.urihttp://repositorio.cultura.gob.cl/handle/123456789/5152
dc.description.abstractTesoros Humanos Vivos es un reconocimiento que el Estado de Chile, a través del Departamento de Patrimonio Cultural del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, confiere a personas y comunidades cultoras de tradiciones y prácticas del Patrimonio Cultural Inmaterial cuyos aportes al desarrollo de las identidades pre­sentes en el país son de una significación trascendental. Mediante la presente publicación, hemos querido hacer una revisión de los cultores reconocidos el año 2015. Se trata de tres personas y tres colectivos provenientes de los más diversos lugares del país, que no solo dan cuenta de la ri­queza cultural existente en Chile, sino que también representan la persistencia y el esfuerzo por mantener vivas sus cosmovisiones y prácticas, todas ellas de una profunda armonía con el medioambiente. Así, Elena Tito Tito, alfarera licanantai proveniente de Santiago de Río Grande, co­nocedora y transmisora de la técnica y estética ancestral atacameña; Zunilda Lepín, luchadora incansable por la soberanía alimentaria, quien a través del trafkintu preserva y sostiene la variedad genética de las semillas locales; y Amalia Quilapi Huenul, conocedora y legataria de la práctica ancestral del telar y tejido del trarikán y del cultivo de plantas y árboles de su entorno; son los Tesoros Humanos Vivos individuales reconocidos el 2015. Colchanderos y colchanderas de Trehuaco, cultivadores de la fibra vegetal y cul­tores de la técnica del trenzado de la paja de trigo colorado para la obtención de la cuelcha; artesanos en cestería del püll püll foki o boqui pil pil, enredadera endé­mica de la selva valdiviana; y Tejueleros en ciprés de las Guaitecas, herederos del colonial oficio de la aserraduría artesanal austral, cuyo profundo conocimiento del bosque nativo es símbolo de la relación sostenible entre naturaleza y ser humano; son los reconocidos como Tesoros Humanos Vivos colectivos del año 2015. Todos ellos, cultores y cultoras enaltecidos por su dedicada labor en pos de la pre­servación de sus tradiciones, son el fundamento del trabajo de reconocimiento y salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial que realiza el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes en su camino hacia la construcción de una nueva institucio­nalidad cultural y patrimonial para el país.es
dc.language.isoeses
dc.subjectPublicaciones culturaes
dc.subjectTesoros Humanos Vivoses
dc.titleTesoros Humanos Vivos 2015es


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

  • Publicaciones Cultura
    Libros editados y/o publicados por los diversos departamentos que integran la Subsecretaría de las Culturas y las Artes

Show simple item record